Hogar digital: el futuro en casa

Property Management Picture

Mucho se ha escrito sobre domótica y hogar digital.

La interconexión de los electrodomésticos con un sistema capaz de programarlos entre sí o sistemas de seguridad conectados que permiten vigilar en todo momento el interior de la casa es algo muy cercano.

Las empresas dedicadas a este sector no han hecho más que proliferar en los últimos años. La domótica es el futuro, y así es como lo han visto compañías como Secosol, fundada en 2003 por Santiago Mazzuchelli Urquijo y Carlos Garrido de la Cierva, dos amigos que llevaron adelante la idea con un un capital inicial de 36.000 euros y tres meses más tarde hicieron primera ampliación de capital por un importe de 900.000 euros.

Mucha competencia

El trabajo de estos dos expertos (como colaborador del Instituto de Empresa en el campo de creación de empresas Santiago Mazzuchelli y como vicepresidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios Carlos Garrido), les llevó a comprobar las posibilidades que tenía un sector como la domótica en el ámbito de la seguridad: «nuestra experiencia profesional y académica nos permitió detectar un hueco en los sectores de la seguridad, las telecomunicaciones y en el campo inmobiliario ».

live_photo16838342No obstante, la competencia en el campo de la domótica es enorme, ya que tiene al sector inmobiliario como primer demandante y éste es muy dinámico por la gran cantidad de flujo monetario que maneja. «Esto nos ha obligado a buscar elementos diferenciadores, como son la facilidad en el uso de nuestro producto, la flexibilidad a la hora de incorporar componentes y todo a un precio asequible, en un mercado acostumbrado a cubrir un segmento muy elitista », afirman los fundadores de Secosol.

Con una plantilla actual de 24 empleados, Secosol posee una solicitud de productos muy alta, ya que la demanda inmobiliaria también lo ha sido. «Estos últimos años la demanda de vivienda ha sido muy alta, lo que implica que en España se construyan 700.000 viviendas al año. Y todo esto en un entorno donde ya hay 4 millones de hogares conectados con banda ancha y solo un 8% de las viviendas y locales de negocios están conectados a una Central de Alarma ».
Actualmente Secosol trabaja en un nuevo proyecto, llamado CAROLine, una plataforma de servicios al hogar y los locales de negocio. «Nos pusimos a trabajar en el análisis del uso de las nuevas tecnología en los hogares, sobre todo en el campo de la seguridad, introduciendo visualización y esto nos animó a desarrollar el primer producto en el que incorporamos la visualización, el control remoto y los avisos de incidencias a los teléfonos móviles y ordenadores. Así nació la empresa Secosol y CAROLine ».

Aunque hasta ahora la domótica se dirigía hacia un público más bien elitista, las empresas dedicadas a este sector ya están ofreciendo productos a los que podrá acceder el consumidor medio. Por unos 1.500 euros una casa puede estar segura con sistemas con los que se interactúe de forma remota ».

Y los resultados de esta demanda no se han hecho esperar: «superamos la facturación de 300.000 euros sin haber iniciado la comercialización solo con los primeros contactos con algunas promotoras ».

Sistemas inteligentes de control en edificios

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un sistema que puede ayudar a la mejora de la eficiencia energética en las viviendas es la domótica.

Con el término domótica se pretende agrupar todo el conjunto de nuevas tecnologías aplicadas sobre el confort, la seguridad, el ahorro energético y las comunicaciones presentes en las viviendas, lo que se traduce directamente en una mejora sustancial de la calidad, de la comodidad y de la seguridad de las personas que habitan esas viviendas.

6a00d8345243a769e2017c31f537c1970bLa domótica no tiene límites de aplicación, ya que estos sistemas son capaces de gestionar actividades de diversa índole, como son el control de la climatización mediante la instalación de sistemas adecuados de ventilación que permiten la renovación del aire sin el desperdicio de energía; sistemas de calefacción con acumuladores para almacenar calor; la activación y desactivación de alarmas ante la presencia de intrusos; la detección de la presencia o ausencia de personas en las distintas habitaciones y la recogida de datos de luz solar, para el encendido de luces y regulación de persianas, cortinas y toldos; el riego de jardines mediante programación regulada; la incorporación de sistemas de seguridad para detectar fugas de gas, agua o incendios; e incluso la comunicación directa con el edificio mediante sistemas de reconocimiento de voz o telecontrol para poder gestionar localmente o a distancia el encendido y apagado de electrodomésticos, calefacción, cámaras de vigilancia, etc. Las últimas novedades en este tipo de dispositivos las podéis encontrar en webs como zonaherramientas.com

Todo este tipo de sistemas de gestión inteligente se basan en la recogida de datos que suministran varios sensores distribuidos por todo el edificio que son transmitidos a una unidad central, que en función de la programación establecida, se encarga de gestionar las órdenes oportunas para la conexión o desconexión de los circuitos eléctricos.

La inversión en estos sistemas ha sido planteada como un impedimento para su implantación general en las viviendas de nueva construcción, sin embargo, la modularidad de estos sistemas puede hacer interesante la instalación de un nivel domótico básico en la preinstalación de la vivienda, para después, en función de las necesidades de cada usuario, sea este el que invierta o instale un sistema más adecuado para sus necesidades.