El horno, elección y ahorro

oven-463929_640

Dentro de los electrodomésticos de la cocina, el horno es uno de los de mayor consumo, por lo que debemos estudiar nuestras necesidades antes de comprar uno.Existen diferentes modelos en el mercado.

La primera opción sería elegir entre eléctrico o de gas.

El eléctrico es más limpio, logra una distribución uniforme del calor y su temparatura se puede regular dejándola fija, pero usa una fuente de energía más cara. Desde el punto de vista energético, los modelos de gas son más eficientes debido a que utilizan una fuente más económica, se calientan más rápidamente, pero es más difícil regular la temperatura.Los hornos eléctricos se pueden clasificar entre estáticos y ventilados.

Los primeros son más lentos para calentarse, en cambio los ventilados obtienen mejores resultados y menor consumo, ya que permite una cocción simultánea de más alimentos. Existen unos modelos denominados «fríos», en los que la puerta y las superficies externas no se calientan: este sistema mejora la seguridad frente a posibles quemadoras por contacto. El horno de gas calienta más rápidamente, su inconveniente principal está en la regulación de la temperatura interna.

Pollo_horno_chicken_roast_oven

 

Dependiendo de los modelos, o no pueden bajar de 130ºC, o pueden mantener temperaturas de 50ºC, estos últimos serían más aconsejables.

El horno microondas tiene un consumo mucho más reducido, más rápido y no requiere precalentamiento, pero no tiene la calidad del horneado tradicional. Una función mejorada es la que ofrecen los hornos combinados, que asocian la cocción con microondas y la función de horno ventilado o grill y permite así el dorado de los alimentos. Una vez decidida la compra del horno que más se adecua a nuestras necesidades, ¿cómo podemos reducir su consumo? Evite abrir el horno, sobre todo durante el precalentamiento, de modo que no se pierda el calor, y durante la cocción procure comprobar el estado del asado a través del cristal en vez de abrir la puerta.

Apague el horno unos minutos antes de terminar el asado, de esta forma se aprovecha el calor residual sin mayor aporte de energía. Elija hornos con turbo, favorecen la distribución del calor y se reduce el tiempo de funcionamiento.

 

Ahorro en el uso de equipos informáticos

money-256312_640

Cada vez está más extendido la utilización de los ordenadores, en casa o en la oficina, habiéndose convertido ya en un electrodoméstico más de nuestra vida cotidiana.

Sin embargo, desconocemos tanto el consumo eléctrico del aparato como la forma de reducirlo recibiendo las mismas prestaciones.

La UE ha adoptado el standard de Norteamérica, el «Energy Star». Este mecanismo de etiquetado asegura que los aparatos que lo contienen están diseñados con los más elevados criterios de eficiencia energética.

En el caso de los equipos informáticos implica que su consumo en modo de espera es muy reducido.De acuerdo a los estándares desarrollados para los ordenadores que poseen este certificado, el consumo eléctrico del aparato en modo de espera (sleep mode) es hasta un 90% inferior al de los equipos que no disponen de este certificado. Cuando un equipo que lo posee entra en modo de espera, la potencia demandada por el equipo es de 15 vatios o incluso menos, según el aparato, mientras que el consumo en funcionamiento es de unos 200 vatios.

money-18554_640

 

El consumo eléctrico ahorrado durante el funcionamiento del equipo en este modo equivale al consumo en iluminación de una vivienda durante dos años. En el caso de los monitores, es conveniente configurar el equipo para que el consumo descienda a 15 vatios a los 15 minutos, mientras que, con el siguiente escalón, el consumo de energía eléctrica puede reducirse hasta 8 vatios después de 60 minutos de inactividad.

No sólo es importante que el equipo informático esté preparado para funcionar en este modo, sino que también debe poseer un software sencillo para configurarlo. Estos programas son cada vez más sencillos, adaptables y de apariencia agradable al usuario.

Cuando el equipo se encuentra en modo de funcionamiento de bajo consumo, no sólo se reduce el consumo eléctrico del aparato, sino que permite, además, una mejor refrigeración del mismo y se alarga la vida del equipo informático. En el caso de las oficinas, una mejor refrigeración y ventilación de los equipos informáticos reduce el consumo en los aparatos de climatización y ventilación del edificio, al reducirse la carga térmica aportada por estos equipos.

BCN Futur mostrará los mejores productos de hasta 30 sectores

IMG_1550

Lo último en decoración, en joyería, en complementos y en viajes es sólo un ejemplo de lo que se podrá ver el próximo otoño en el Salón BCN Futur, también bautizado como «la feria de muestras del siglo XXI », en la que se pretende exhibir – y con la posibilidad de comprar «in situ »- los últimos productos de las marcas más exclusivas, según explicó Enrique Lacalle, uno de sus presidentes, cargo que comparte con el director de Moda Barcelona, Paco Flaqué.

FiraBCNSegún Lacalle, se trata de la feria de «lo último », una lejana idea que pudo materializarse el año pasado en el recinto Fira de Barcelona, siendo calificada como «un éxito rotundo » por los organizadores.

En esta ocasión tendrá lugar entre el 24 y 27 de noviembre, y presentará los nuevos productos de hasta 30 sectores comerciales, como telecomunicaciones, electrónica de consumo, informática, domótica, electrodomésticos, arquitectura, arte, antigüedades, diseño, interiorismo, decoración, estética, ocio, viajes, automoción, náutica, deporte, gourmet, moda, lencería, calzado y joyería, entre otros muchos.

Sistemas inteligentes de control en edificios

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un sistema que puede ayudar a la mejora de la eficiencia energética en las viviendas es la domótica.

Con el término domótica se pretende agrupar todo el conjunto de nuevas tecnologías aplicadas sobre el confort, la seguridad, el ahorro energético y las comunicaciones presentes en las viviendas, lo que se traduce directamente en una mejora sustancial de la calidad, de la comodidad y de la seguridad de las personas que habitan esas viviendas.

6a00d8345243a769e2017c31f537c1970bLa domótica no tiene límites de aplicación, ya que estos sistemas son capaces de gestionar actividades de diversa índole, como son el control de la climatización mediante la instalación de sistemas adecuados de ventilación que permiten la renovación del aire sin el desperdicio de energía; sistemas de calefacción con acumuladores para almacenar calor; la activación y desactivación de alarmas ante la presencia de intrusos; la detección de la presencia o ausencia de personas en las distintas habitaciones y la recogida de datos de luz solar, para el encendido de luces y regulación de persianas, cortinas y toldos; el riego de jardines mediante programación regulada; la incorporación de sistemas de seguridad para detectar fugas de gas, agua o incendios; e incluso la comunicación directa con el edificio mediante sistemas de reconocimiento de voz o telecontrol para poder gestionar localmente o a distancia el encendido y apagado de electrodomésticos, calefacción, cámaras de vigilancia, etc. Las últimas novedades en este tipo de dispositivos las podéis encontrar en webs como zonaherramientas.com

Todo este tipo de sistemas de gestión inteligente se basan en la recogida de datos que suministran varios sensores distribuidos por todo el edificio que son transmitidos a una unidad central, que en función de la programación establecida, se encarga de gestionar las órdenes oportunas para la conexión o desconexión de los circuitos eléctricos.

La inversión en estos sistemas ha sido planteada como un impedimento para su implantación general en las viviendas de nueva construcción, sin embargo, la modularidad de estos sistemas puede hacer interesante la instalación de un nivel domótico básico en la preinstalación de la vivienda, para después, en función de las necesidades de cada usuario, sea este el que invierta o instale un sistema más adecuado para sus necesidades.